¿Cómo llevar un buen mantenimiento de instalaciones?

Grupo Refripeca > Blogs > ¿Cómo llevar un buen mantenimiento de instalaciones?

¿Cómo llevar un buen mantenimiento de instalaciones?

by Refripeca |abril 4, 2022 | Blogs

La importancia del buen mantenimiento de una estructura

Llevar un adecuado mantenimiento de nuestras instalaciones, en principio puede hacernos pensar que es un gasto económico grande, sin embargo, es todo lo contrario. Hacerse cargo de este proceso preventivo o correctivo nos permitirá en un futuro a corto, medio y largo plazo conseguir ahorrarnos costes mayores por algún deterioro o accidente, entre otros.

En conclusión, debemos darnos cuenta que no es solo el tema económico el que debe importarnos a la hora de realizar un buen mantenimiento de nuestras estructuras. Y lo último, pero no lo menos importante, tener una estructura en mal estado puede suponer un riesgo general, que afecte tanto la salud de nuestros trabajadores, miembros de nuestra familia o público en general, dependiendo de nuestra actividad. Evitemos las posibilidades de sufrir accidentes o terminar asumiendo costes extraordinarios.

 

A continuación, te dejaremos una serie de consejos para que lleves un buen mantenimiento de tus estructuras, según el material.

 

Mantenimiento de estructuras de madera.

 

-Controlando siempre la humedad realizando técnicas en las que se evite la descomposición.

-Controles de las posibles plagas como termitas u otros insectos.

-Utilizar madera tratada a presión y las que naturalmente sean más perdurables.

-Evitar realizar cambios o cualquier tipo de alteraciones en los pilares, vigas o losas sin consultar con un profesional.

 

Mantenimiento de estructuras de acero y metales

 

-Evitar el contacto entre el acero y cualquier tipo de humedades.

-Evitar contacto entre el yeso y el acero, ya que es especialmente sensible.

-Controlar las apariciones de grietas, fisuras o abombamientos en cualquier estructura.

 

Mantenimiento de estructuras de hormigón armado

 

-Realizar una limpieza cada 10 años de las vigas y pilares, aconsejadamente con cepillos de raíces y agua.

-Consultas eventuales de técnicos, para seguir un tratamiento de protección en las zonas fundamentales.

 

Mantenimiento de estructuras de concreto

 

-Realizar usualmente una limpieza en las superficies con cepillo, agua, químicos o herramientas mecánicas.

-Utilizar la fluctuación, endurecimiento superficial de las areniscas tiernas para mejorar su durabilidad.

Share this post:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *